Juan Manuel R

Es un restaurante con una terraza muy agradable. Estuve para la cena y nos encantó. Perfecto el trato y la amabilidad. Cuando fuimos no había mesas libres y esperamos un ratito acompañado de mojito y piña colada hasta qye nos acomodaron. La comida es muy buena y la relación calidad-precio también. Amenizado con música, como es tradicional en Cuba. Es un buen sitio para cenar a gusto.